Diario de un maestro. Post-data.

Acabo de ver que me he repetido con lo del sueldo. Disculpen ustedes estimados lectores (cada vez más). Estoy viendo en Telecinco un reportaje de Mercedes Milá sobre la pederastia. Un psicólogo (o psiquiatra) explica los entresijos mentales de los pederastas y, sobre todo, la perspectiva de la víctima. Dice que un 22% de los españoles han sido abusados/as. Tremendo!!! Qué pena!!! Qué triste!!! Un tema largo largo. ¿Mejor no tocarlo en este blog verdad? Da mala imagen y mezcla la ingenuidad y limpieza de los niños con lo demoníaco y sucio. Mejor dejarlo atrás. Hasta mañana.

Publicado en Educación. | Deja un comentario

Diario de un maestro. Anonadado.

Ufff…mucho tiempo ha pasado. Segundo trimestre pasado y recta final. Tuve algunos problemas con algunas notas. Me tuve que justificar. Eso está bien, pero, en ocasiones, los tutores creen que tienen la propiedad intelectual absoluta de sus alumnos así que tuve que esforzarme y creo que conseguí demostrar mi aprobado, que era eso, no un suspenso. Lo que subyacía era una pequeña frustración de la susodicha tutora. Varias conversaciones he tenido y me he quedado anonadado. Si bien me tomo mi trabajo un poco light, en el sentido de que soy muy crítico conmigo mismo y creo que siempre puedo hacer mucho más, no creo que cobre poco. Igual si me esforzara más pensaría que estoy peor pagado pero como procedo de una familia humilde, pues 1700 euros me parecen un muy buen sueldo por trabajar 5 horas diarias (sin contar las de casa que no siempre se cumplen), dos meses de vacaciones seguidas y uno más entre vacaciones y fiestas de guardar. Me quedo en blanco cuando alguien me dice que cobramos poco. Igual algunos están en una torre de marfil y no a pie de obra como la mayoría de los españoles. Nadie ha escrito en mi blog por lo que lo tengo como un diario personal. Tenemos mucha responsabilidad y todo eso pero creo que cobramos bien aunque nuestras condiciones de trabajo son muy muy estresantes. Estoy anonadado por muchas cosas, pero ya las contaré. De momento eso es todo. Ánimo que ya queda poco. Nosotros lo valemos.

Publicado en Educación. | Deja un comentario

Diario de un maestro. Me corroboro.

Hoy fue dia de exclusiva. Todo bien. Hace calor y los niños están receptivos. Yo tengo energía. Será por el calor. Me da energía. Me recuerda a mi niñez y me renueva, aunque sea excesivo, a veces. Hoy hubo una frase: “No vamos a hablar de política”. Y pensé: joder, lo que yo decía!!! Prohibido hablar de política!! ¿Cómo puede ser eso? Somos parte de la élite pero renunciamos a nuestros derechos. En fin, que no damos para más. Otra cosa: comenté que la carrera de magisterio era muy fácil y que consideraba que estábamos bien pagados. Madre mía, para qué fue eso. No sé si hay gente a la que le costó sacarla, pero para mí fue bastante sencilla. Eso no da cuenta de nada, porque uno se hace a sí mismo como profesor en concordancia con su vocación (mucha o poca) y, sobre todo, con su conciencia. Pero hubo gente que se sintió ofendida. Igual son  mis complejos, que me hacen sentirme menos, en general y en este caso en particular. Pero vamos, unos 1700 euros no considero yo estar mal pagado. Estamos justamente pagados. Igual que los médicos están mal pagados: cobran demasiado. Es este un debate muy largo y muy profundo en el que no voy a entrar, pero nuestro sueldo es bueno, más allá de la consideración que sería aconsejable cobrar más, pero eso lo dicen todos los gremios. No nos creemos parte de la élite, o elite, pero reclamamos cobrar más: esto es España.

Publicado en Educación. | 1 Comentario

Diario de un maestro. Sin novedad.

Los días sin novedad me dan rabia. Más que por el hecho en sí, que puede ser subjetivo si eres una persona exigente, por la sensación. Es una sensación de hastío light, una nadería insulsa que te hace sentir imbécil. En fin. Los niños están desmotivados y no logro que aguanten la atención. Tengo que cambiar algo pero no sé qué. Se divierten a veces, pero no tienen constancia. Sólo les gusta el día que hacemos juegos pero ésto no logra engancharlos a la asignatura. Será que soy irregular yo también y no sé engancharlos. Aún así algo se les quedará supongo. A estas alturas de curso me pierdo ya. Me desoriento y no sé muy bien por dónde tirar. En fin. Un día más.

Publicado en Educación. | Deja un comentario

Diario de un maestro. Fuera del mundo.

Hoy ha sido lunes. Me he tenido que quedar en el cole hasta las 5:45 p.m. como todos los lunes de exclusiva. Bueno, a veces me quedo hasta las 6 p.m. otras hasta las 5:30 p.m. aunque oficialmente nos tenemos que quedar hasta las 6 p.m. pero casi nadie lo hace. ¡Es tremendo! Casi nadie cumple el horario más que algunas maestras con vocación y decencia. Habrá miles de excusas: que si nos han bajado el sueldo, que si sufrimos mucho estrés, que si todo está mal, etc. pero la realidad es que nos tenemos que quedar y no nos quedamos. Hoy pude descansar porque no tuve que cuidar recreo. Tenía todo preparado y las clases me salieron relativamente bien. Salí relativamente contento. Las/os compañeras/os bien. En mi cole no hablamos mucho de los temas de actualidad. Por lo menos no he escuchado a nadie. Entre que estamos apurados haciendo fotocopias o comiendo rápido o tenemos recreo o que corregir no nos da tiempo para sentarnos unos cuantos y simplemente hablar de lo que está pasando. No analizamos la situación con una profundidad digna de un intelectual, ya que lo somos. Somos parte de la élite intelectual pero no nos sentimos así. Educar niños requeriría un alto grado de conocimiento de la realidad para así conectar ésta con la práctica diaria, con los niños, en mayor o menor medida y teniendo en cuenta su nivel. Pero eso no se hace salvo en honrosas excepciones, como mi amiga “El hada”, la llamaré, la mejor maestra “Ex aequo” con “La ninfa” y con “La Leona”. La primera es la que más conecta su práctica diaria a través de periódicos y lo hace, tiemblen, en Educación Infantil. A lo largo de unos cuantos años he asistido a unas cuantas charlas con maestros/as y he constatado el bajo nivel intelectual que poseemos. No nos interesan las cosas del mundo. Es terrible y tremendo. Sólo hablamos a bajo nivel, con las cosas que pasan: la crisis, la subida de los precios, la bajada de sueldos, cosas que nos afectan, pero nunca vamos  a la raíz misma del asunto: el sistema. Nadie se plantea eso ni por asomo. Ni por asomo ni por aproximación: no se habla de ideas políticas. Como élite intelectual somos un poco lamentables la verdad. Igual es la práctica diaria que nos empobrece. Nos empobrece en muchos aspectos ya que nos relacionamos con personitas. Vamos adaptando nuestros parámetros a los nenes y nos vamos olvidando de nuestras ideas, proyectos y habilidades sociales. Por eso hay tantos maestros deprimidos: involucionamos. Si bien creo que hay varias cosas inmutables en este mundo, valores universales, derechos naturales que deben ser transmitidos a nuestros queridos alumnos también creo que deberíamos estar en contacto con la realidad pura y dura, hablar sobre ella y no crear un mundo, que si bien es de colores pasteles y música celestial nos apartan a todos del mundo real.

Publicado en Educación. | Deja un comentario

Diario de un maestro. Vacaciones.

Hoy fue un buen día. No me tocó cuidar recreo y pude densansar, tomarme un buen cortado y fumarme un par de cigarritos. Los niños se han portado bien y les gustó la clase. Nada como hacer juegos!!! Es mágico!! Los profes no podemos competir con las vídeo consolas para atraer la atención de los nenes. No tenemos luces, sonidos ni emoción, en principio. Deberían hacer un estudio del impacto de la estimulación sensorial que ejercen los vídeo juegos en la atención de los niños comparándolo con los maestros cuando explicamos o intentamos enseñarles algo. Estamos en franca inferioridad. Así es normal que no nos atiendan. Esto se pone entre paréntesis en lo referente a los juegos. Si bien en los juegos de ordenador los niños están implicados y estimulados, no deja de ser una ficción, algo irreal, externo que influye en sus cerebros, pero nada como la vida real. En los juegos de clase los niños están realmente implicados: es una situación que les envuelve, física y psicológicamente. Están motivados porque quieren participar, están contentos, se comunican, lo viven. Por eso son tan importantes. En fin, una semana de vacaciones por delante: bien!!! Aunque según algunos los maestros tenemos demasiadas vacaciones, no es menos verdad que el estrés también es elevado. A muchos los querría yo ver en una clase, simplemente “cuidando” de los niños, sin mencionar el aspecto de enseñanza. No podrían. Estoy seguro. En fin. Felices Vacaciones!

Publicado en Educación. | Deja un comentario

Diario de un maestro. Del cole y la vida.

Hoy vuelvo a ser pesimista. Estoy cansado y triste. Mi cole, un cole cualquiera es tibio. Es decir, ni la gente es super humana o amable, ni un infierno de esos que te encuentras por ahí. Está dominado por un grupúsculo de personas que son amables y divertidas, pero muy criticonas. Critican por detrás a diestro y siniestro. Analizan y deciden quién es “guay” y quién no. Y te pueden hacer sentir dentro de todo, en el centro del mundo, o invisible, como es mi caso. Lideran las emociones de ese cole sin ser muchas, pero le dan su acento. Me caen bien, algunas, pero sus dos cabecillas no. No me caen bien, pero tampoco mal. Las saludo y sonrío y las veo poco. Pero ellas me han etiquetado, y no sé por qué. Simplemente porque no entro en su grupo y han pensado que me son hostiles probablemente. No soy hostil con nadie y creo que pedante tampoco. Siempre tengo una sonrisa, pero con ellas no funciona. Así que, en las reuniones suelo pasar desapercibido, invisible. El resto de personas no es muy emocional. No se abren. Pasan. Con algunas me llevo genial, pero nunca traspasando determinados límites. Cada uno tiene su vida y punto. Y no es que yo busque nada, pero sí cierta complicidad. No sé. Pero no lo consigo. En fin. Eso afecta al trabajo. No esoy motivado. No innovo. Se supone que debería hacerlo. Soy inteligente y moderno. Conozco las fuentes del conocimiento. Pero no hago nada. Ná de ná. Hoy no preparé nada. Mañana no sé qué haré. La verdad, este fin de semana estuve entre comidas familiares y cafés con amigos. Claro, así no tengo tiempo para mi trabajo. Entre semana hago alguno de mis hobbies. Y no tengo tiempo para el cole. La verdad, me siento un poco fracasado como maestro. Sé qué tengo que hacer y cómo, pero no lo hago. En realidad me resisto a pasar 2 ó 3 horas diarias dedicadas al colegio. Me gusta, me gustan los niños, pero no estoy dispuesto a gastar mi tiempo en eso. Igual es típico del funcionariado. Pero no sé, no encuentro cómo puedo compatibilizar mi vida privada con la laboral. Y así voy tirando. Los niños van aprendiendo, pero creo que podrían aprender más. Lo intento en clase, pero me limito muchas veces (otras no) a dar la lección correspondiente. Eso sí, sonrío mucho y creo que se divierten en general conmigo. Pero sé que lo podría hacer mejor, mucho mejor. Mi caos emocional no ayuda y mi invisibilidad en el cole tampoco. Menos mal que esto es anónimo porque si no algún inspector listillo me podría empaquetar. Que sepa que soy consciente y que, en clase, trato bien a los niños e intento que aprendan. A ver si también los señores inspectores hacen su parte de ayuda y no tanto de fiscalización. En fin, no sé qué imagen estoy dando pero es la que es. Ah, llevo como 8 años dando clase. Nada, un dato.

Publicado en Educación. | Deja un comentario